Autobronceador Casero EcoDaisy



Si quieres tener un aspecto bronceado en tu rostro sin tener que tomar el sol, aplícate la siguiente mascarilla, de ser posible, a diario hasta lograr el aspecto deseado:


  • Arcilla verde o roja.
  • Zumo de zanahoria.

1. Mezcla aproximadamente una cucharada de arcilla.
 2. Agrega poco a poco el zumo de zanahoria hasta lograr una pasta fácil de aplicar.  La pasta no debe quedar ni muy dura ni muy líquida.
3. Aplica sobre la piel del rostro evitando el contorno de los ojos, ya que los párpados y ojeras son muy delicados.
4. Deja secar durante unos minutos o hasta que la pasta se endurezca sobre la piel.
5. Enjuaga el rostro con agua tibia
6. Aplica una crema hidratante después de haber secado el rostro.

No utilices recipientes, ni cucharas de metálicas, para evitar que los principios activos de la arcilla se vean afectados ante la reacción química que le provocan los metales, deteriorando así su efectividad.

La Salud











En nuestro estilo de vida contemporáneo, en el que las cosas parecen llevar un ritmo tan agitado,  los problemas de salud parecen también brotar como las hierba en el campo, aunque seamos conscientes de nuestra salud.   

A diario enfrentamos situaciones que generan estrés a distintos niveles.  Por ello es importante que aprendamos a controlar y a desechar la negatividad de nuestro sistema y nuestro pensamiento cotidiano.  Es importantísimo que aprendamos a mantener un buen ánimo, con una dosis generosa de buen humor, aprendiendo a aceptar el hecho de que las situaciones negativas que nos acosen a diario son parte de nuestra civilización, y gozando de buen descanso.  Aceptando este hecho, evitaremos acumular toxinas en nuestro organismo causadas por constante estrés y la presión negativa de nuestro alrededor.

Es además, muy importante que seamos conscientes de nuestra alimentación.  La tendencia general suele hacernos pensar en ahorrar nuestro dinero al momento de comprar los alimentos básicos, escogiendo los productos más baratos.  

Por otro lado,  cuando compramos un nuevo aparato como un ordenador, una televisión, un móvil etc., o incluso la última tendencia de la moda,  no escatimamos en el precio que debemos pagar.  Solemos decirnos a nosotros mismos, que es algo que merecemos porque nos lo hemos currado, con el sudor de nuestra frente, y  que para ello ganamos diligentemente el salario.  

Pero si reflexionásemos en ésto detenidamente por un instante, nos daríamos cuenta de que un par de meses más tarde,  dichas adquisiciones, como nuestro nuevo aparato electrónico ya queda casi obsoleto, porque ha salido otro al mercado con mejores funciones; o que la ropa que nos hemos comprado también ya no parece estar tan de moda y la dejamos al fondo de nuestro armario.

Al comparar estas decisiones con nuestras elecciones a la hora de pensar en nuestra salud y alimentación, podemos ver que suele haber un desequilibrio en la manera en la que valoramos estas cosas.  

Es esencial que tomemos consciencia sobre esto, siendo capaces de sopesar claramente qué es lo que en realidad tiene mayor valor para nuestro diario vivir.   Si algo tiene verdadero valor de oro es nuestra propia salud.  Sin una buena salud, no podemos disfrutar plenamente de la vida.  Ni trabajar continuamente para ganar un salario y comprarnos lo que necesitemos.  

El objeto de esta pequeña reflexión es exponer la importancia de un buen estilo de vida, potencialmente libre de o poco afectado por el estrés, y basado en una buena alimentación.  Mi sincero consejo es que inviertas tu dinero y tu tiempo en escoger productos alimentarios de gran calidad nutritiva y de orígenes naturales, lo que, a largo plazo, te ahorrará el tiempo y el dinero de las visitas al médico para reparar los efectos de una mala salud, te mantendrá lejos del sentimiento de tristeza que conlleva el sentirme mal, y reforzará el buen sentimiento de bienestar y control de tu vida, facilitando el buen descanso al final de cada dia.  

Invierte tu tiempo en conocer más sobre la buena alimentación, tu mentalidad en mantener el buen ánimo, y tu dinero en dar a tu organismo los nutrientes naturales que te recompensarán con una vida dotada de buena salud. 
 -EcoDaisy

Más Artículos y Vídeos